La vida es demasiado breve como para aburrirnos

Friedrich Nietzsche (1844-1900)